• Abril 14, 2014

    PALK en Chile Para el tratamiento del Queratocono.

    Durante el día 4 de abril de 2014, realizamos en la clínica Tabancura y por primera vez en Chile tres cirugías de injerto corneal NO penetrante asistido con láser (PALK) del inglés Paquimetry Assisted Laser Keratoplasty, en 3 pacientes afectados de Queratocono. Las cirugías fueron realizadas por los médicos staff de KYDOFT/Clinica Tabancura, con el apoyo técnico del creador de la técnica, el Dr. Cesar Carriazo, quien viajó desde Colombia para colaborar con la realización de los procedimientos.

    Las grandes ventajas del procedimiento son entre otras:

    - Cirugía más rápida que la técnica convencional, lo que minimiza las molestias del paciente

    - Más precisa, con excelente coaptación anatómica del injerto en el ojo receptor, gracias al uso del láser.

    - Disminuye la tasa de conversión a queratoplastia penetrante

    - Esta cirugía se realiza con anestesia local



    El Queratocono es una enfermedad de la córnea, más prevalente en personas muy jóvenes, desde la pubertad, que se caracteriza por el adelgazamiento, debilitamiento y deformación de la córnea.

    Estos cambios en la arquitectura y la biomecánica de la córnea se asocian a un astigmatismo irregular generalmente alto que produce consecuentemente un severo deterioro en la visión de los pacientes. La enfermedad no es de origen inflamatoria y tiene una importante relación con el frote crónico y la alergia conjuntival de los ojos.

    El tratamiento ha presentado progresos en el tiempo, de acuerdo a la aparición de nuevas tecnologías. El tradicional uso de lentes de contacto, esta generalmente reservado para casos leves a moderados, en casos más avanzados se usa el Cross – Linking, es un procedimiento donde se aplica radiación ultravioleta, conjuntamente a la administración de un fármaco llamado riboflavina con la finalidad de endurecer la córnea y desacelerar su deformación.

    En casos moderados también se utiliza anillos o segmentos de policarbonato dentro de la córnea, puede ser una solución, lamentablemente suele ser temporal en muchos casos, pues es difícil detener la deformación corneal. Pero sí, suele permitir una mejor adaptación a los lentes de contacto.

    En los casos avanzados, la única solución es el transplante de córnea, que por décadas se ha realizado, reemplazando la totalidad de las capas de la córnea, lo que llamamos injerto penetrante. Este procedimiento es bastante agresivo y tiene desde luego riesgos asociados a la cirugía y al post operatorio, donde la chance de rechazo existe debido a la alta carga inmunológica de la capa más interna de la córnea llamada endotelio. Capa que además tiene células especializadas no regenerables.

    En la última década, se ha estado realizando cada vez en mayor número una variante del injerto penetrante, nombrada en el argot medico DALK, acrónimo del inglés Deep anterior lamelar keratoplasty, que intenta preservar las capas más internas de la córnea, mejorando la seguridad del procedimiento y reduciendo la tasa de rechazo. Sin embargo esta cirugía, aun en manos expertas, tiene una tasa de conversión a injerto penetrante de al menos un 20%.

    Es así que la técnica de queratoplastia lamelar, realizada con Laser y asistida por paquimetría (PALK), encuentra su espacio. Se trata de un procedimiento donde la ablación o remodelación de la córnea se realiza con láser, por lo que es altamente reproducible y disminuye enormemente la tasa de conversión a queratoplastia penetrante.

    La técnica PALK, es una excelente solución, muchas veces definitiva a éste problema de salud visual, y abre una nueva opción para nuestros pacientes en la clínica y en el país.

    La cirugía PALK es de utilidad no sólo en queratocono sino en otras patologías corneales y en lesiones traumáticas. Es también una excelente alternativa en el tratamiento en niños.